Teatro Municipal de Santiago

El Teatro Municipal de Santiago o la Ópera Nacional de Chile, es el principal escenario de Chile para la música clásica.

Historia

La construcción del teatro se inició a partir de un decreto emitido durante la presidencia de Manuel Montt (1851-1861), el 7 de enero de 1853 y fue diseñado por el arquitecto Francois Brunet De Baines y el ingeniero civil Felipe Augusto Charme de l´Isle, ambos de origen francés avecindados en el país.

La construcción del teatro se inició a partir de un decreto emitido durante la presidencia de Manuel Montt (1851-1861), el 7 de enero de 1853 y fue diseñado por el arquitecto Charles Garnier, autor del Teatro de la Ópera de París, aportó en su construcción.

El edificio fue inaugurado el 17 de septiembre de 1857 con la ópera Ernani, interpretada por una compañía italiana especialmente contratada. El Teatro se convirtió posteriormente en el centro cultural y social de la aristocracia santiaguina, que comenzó a contribuir económicamente a través de notables miembros en el desarrollo de espectáculos, principalmente óperas.

Reconstrucciones

Un incendio ocurrido el 8 de diciembre de 1870, después de finalizada una función, lo destruyó totalmente (en él pereció el artista, comerciante, filántropo y bombero German Tenderini). Reconstruido por un grupo de arquitectos dirigido por Henault, fue reinaugurado el 16 de julio de 1873, conservando en gran medida su aspecto original.

El estilo arquitectónico del Teatro es neoclásico francés. Su capacidad alcanza los 1.500 espectadores en la Sala Principal y los 250 espectadores en la Sala Claudio Arrau y está ubicado en un atractivo setegran el teatro