Reversible

El orden social cambió, o es posible que nunca haya sido el que creemos…

Nos entrentamos a un mundo donde las mujeres se reservan los puestos de poder, son las protagonistas en la política y los negocios, proveedoras, libres en derechos sexuales y reproductivos, repiten el mismo patrón sexista y abusan de su papel como sexo privilegiado.

Los hombres son relegados al hogar , al cuidado de los niños y a las profesiones humanistas, se les cosifica y opina sobre sus cuerpos sin pudor con miradas provocativas, lascivas y comentarios despectivos, esclavos del yoga y expuestos al acoso.

Es en este contexto en que cuatro amigos se junta a cenar, dos parejas que se conocen desde el colegio, mientras Paola y Elisa se encargan de la parrilla y los chorizos , Mateo y Daniel se esmeran en la ensalada y decoración.

Ellas, dos líderes profesionales exitosas, una dueña de una gran empresa constructora y la otra una exitosa ingeniera, las dos son las proveedoras de la familia y minimizan el trabajo social de sus respectivas parejas.

◦ Estos cuatro amigos se encuentran en una cena que será el detonante de debates sociales tales como la igualdad salarial, cuota de género en la política y en el debate público, el humor sexista, la minimización del trabajo masculino, la comunicación y libertad reproductiva entre otros…

◦ Los hombres son quienes piden la reivindicación de sus derechos ya que son quienes han sido discriminados desde tiempos inmemoriales por ser el “sexo débil”.

◦ Con un diálogo dinámico, delirante y cómico nuestros personajes de desnudan y muestran sus muchas debilidades e inseguridades

“La obra nos plantea un ejercicio social que nos invita al debate, desde el otro lado del espejo.”

Vía: Corporación Cultural Ñuñoa / Reversible