Quebrada Parque: un espacio de agua y naturaleza urbana para diseñar en comunidad

 

El proyecto para recuperar la Quebrada Honda de Puerto Varas y convertirla en un parque urbano, significa no solo una oportunidad de desarrollo ambiental para la ciudad, sino también social: invita a los y las ciudadanas a vincularse, intercambiar conocimientos y ser parte del proyecto desde su diseño.

Una encuesta ciudadana para conocer el perfil de la comunidad puertovarina como usuaria de áreas verdes, es la próxima etapa de participación ciudadana para diseñar Quebrada Parque; un proyecto que recuperará el valor hidroecológico de la Quebrada Honda en Puerto Varas.  La intención es que este nuevo espacio de naturaleza urbana responda a las necesidades y deseos de quienes habitarán este lugar.

Desde su inicio, el proyecto Quebrada Parque abrió el espacio para que la comunidad decida sobre su ciudad, con distintas actividades. Por medio de grupos focales, limpiezas comunitarias y educación medioambiental, han logrado involucrar a empresarios, estudiantes, autoridades, vecinos y vecinas en un proyecto común. Ahora, la invitación es a que quienes viven en la ciudad se tomen unos minutos del día para responder una encuesta sobre el uso de áreas verdes, que aportará en el diseño del parque.

Por primera vez en Puerto Varas se está creando un parque de forma participativa y es una instancia única en la que nuestras ideas van a definir cómo va a quedar este parque. Hay que aprovechar de crearlo entre todos”, invita Paloma Caruso. Ella es encargada de Educación Ambiental de la Municipalidad de Puerto Varas, y participante activa en este proyecto liderado por el municipio, la empresa B Patagua, la Fundación Urbanismo Social y Parques Australes.

Dentro de este proceso de participación, se creó un  grupo de Asesores Ciudadanos, que reúne cerca de 25 personas de distintos ámbitos, que se juntan mensualmente a dar seguimiento a los avances y apoyar en cada actividad del proyecto. El objetivo es que, una vez terminado el parque, sea la comunidad organizada la que se empodere de este espacio público y asegure su continuidad y gestión. “La única forma de que este nuevo parque sea sostenible en el tiempo es mediante el involucramiento ciudadano real, ya que son los y las vecinas, quienes van a disfrutar y cuidar este parque”, explica Martín Loeser, coordinador del proyecto por parte de la fundación.

El sueño de Quebrada Parque es conservar el valor ecológico de la quebrada más grande de la ciudad, que tiene vegetación  nativa, una rica fauna y termina en uno de los pocos humedales que quedan en el sector. «Quebrada Parque está pensado como un parque del agua y la naturaleza urbana, un espacio con  vocación ecológica, como drenaje urbano y corredor ecológico  pero a su vez un espacio de uso público-educativo y de contemplación para toda la comunidad. La suma de todos estos principios ha generado que este proyecto sea bien pionero en el país, ya que no hay parques urbanos con estas características en Chile”, Tamara Rammsy, Arquitecta de Quebrada  Parque.

En esta línea, las actividades han sido no solo para diseñar el parque sino para activar la consciencia medioambiental en la comunidad.

El proceso continúa y la invitación es para todas y todos a participar. El 22 de junio a las 10:30 en el colegio Mirador del Lago se celebrará una fiesta de participación ciudadana; una instancia familiar donde la comunidad se reúna a conversar y decidir sobre el futuro de este espacio público. La encuesta, por su parte, está en línea hasta el 22 de junio en la página web del proyecto: www.quebradaparque.cl

Vía: Urbanismo Social / Quebrada Parque: un espacio de agua y naturaleza urbana para diseñar en comunidad