Librería Catalonia

Fue fundada en 1996 por Drina Beovic (1948-2001), y desde su comienzo intentó recoger la tradición de la mítica librería barcelonesa de la plaza Cataluña, en España. En su inicio, la librería desarrolló una importante difusión de catálogos de editoriales hasta entonces desconocidas para el lector chileno, y se destacó por la gran cantidad de actos culturales que buscaban vincular al lector y al autor. Llegó a tener cuatro locales de venta existentes en los noventas, lo que la posicionó como una de las librerías más importantes de la capital.

En 2011, y tras diez años de la muerte de su fundadora, sus hijas Laura Infante Beovic y Catalina Infante Beovic retomaron el mítico local de Galería Drugstore para impulsarlo nuevamente en la escena. Hoy la librería ha ampliado su catálogo de libros hacia un lector actual y diverso, ofreciendo desde literatura clásica y contemporánea, hasta libros gráficos y de ilustración. Amabilidad y buen servicio, excelentes ofertas y un espacio para unir al lector con la cultura son las cualidades que hoy la representan, y que dan homenaje a sus ya 17 años de historia.