La decencia, la envidia y el miedo.

Continuando con el ciclo de cine que ha organizado la Corporación Cultural de Ñuñoa en colaboración con el Instituto Francés de Chile, el próximo miércoles 27
de mayo, a las 19:30 horas, en la sala verde de la Casa de la Cultura de Ñuñoa (Irarrázaval 4055), se presentara la película «Je ne suis pas un salaud» (Un
hombre decente) de Emmanuel Finkiel.

Esta película, sin ser su temática principal ni su motor, aborda la temática del racismo creciente en el país Galo, debido a la masificación de las migraciones y a
la crisis económica que afecta a Francia.

Finkiel nos sitúa en la vida de Eddy (Nicolas Duvauchelle), un obrero con problemas de carácter y con pocas competencias. Eddy sufre un grave ataque a
manos de un grupo de delincuentes en la calle e inculpa injustamente a Ahmed (Driss Ramadi). Colega suyo quien ascendió a un puesto deseado por el
protagonista.

A partir de este suceso, la vida de Eddy se vuelve un espiral descendente en donde todo su entorno comienza a perder el respeto por él y la única salida
posible en su nublado campo de acción es la violencia.

Todo el actuar del protagonista están dirigidas por el racismo y el miedo a perder terreno frente a los extranjeros.

Duvauchelle brinda una actuación convincente y desgarradora que imprime la desesperanza y entrada en la locura de un hombre que lleva demasiado tiempo
tocando fondo.

Una película que llama a reflexionar sobre las consecuencias de nuestro actuar.

“UN HOMBRE DECENTE”
DRAMA PSICOLOGICO
AÑO: 2015
DURACIÓN: 111 MIN
DIRIGIDA POR: Emmanuel Finkiel
REPARTO:
Nicolas Duvauchelle
Mélanie Thierry
Driss Ramdi
Maryne Cayon
Nicolas Bridet,Johan Soulé
Alain Beigel
Antoine Gouy
Maryne Bertieaux
Isabelle Kubiak
Xavier Nogueras
Pascal Gastineau
Jean-Yves Debailleul
Christian Babelaere
Zinedine Benchenine
Fathia Ramdi
Ismaël Kanté

Vía: Corporación Cultural Ñuñoa / La decencia, la envidia y el miedo.