Edificio del ex Congreso Nacional de Chile

El edificio del ex-Congreso Nacional de Chile fue la sede que albergó las dos cámaras del Congreso Nacional desde 1876 hasta 1973. Ubicado en Santiago de Chile, fue declarado Monumento Histórico en 1976.[1]

Historia

La construcción del congreso nacional se proyectó durante el gobierno de Manuel Montt.[2] Los terrenos donde está construido pertenecieron a los Jesuitas.[3]

La construcción del congreso nacional se proyectó durante el gobierno de Manuel Montt.[2] Los terrenos donde está an class=”corchete-llamada”>] quien fue contratado por el gobierno en 1848 y fallecido en 1855.

En 1857 se iniciaron las obras a cargo de Lucien Hénault, pero en 1860, fueron interrumpidas por falta de recursos.

En 1870, el arquitecto chileno Manuel Aldunate prosigue con las obras. Terminada finalmente por el arquitecto italiano Eusebio Chelli.

El edificio del Congreso Nacional fue inaugurado, aún inconcluso,[1] el 1 de junio de 1876, durante el gobierno de Federico Errázuriz Zañartu.[4]

La construcción está ubicada entre la manzana comprendida entre las calles Bandera, Compañía, Catedral y Morandé. El ala poniente fue ocupada por el Senado y el ala oriente por la Cámara de Diputados. Entre ambas se encuentra el Salón de Honor, lugar de reunión del Congreso Pleno.

En 1895[5] un incendio destruye gran parte del edificio, siendo restaurado al año siguiente por Carlos Bunot con la colaboración de los arquitectos Doyère, Joannon y Von Moltke. La reinauguración fue en 1901, bajo el gobierno de Federico Errázuriz Echaurren.

El terremoto producido en 1906 le causó severos daños al edificio, por lo que debió ser reacondicionado una vez más, en esta ocasión por el arquitecto chileno Alberto Cruz Montt.[2]

Desde esa fecha el Senado y la Cámara de Diputados funcionaron hasta el golpe de estado de 1973.[4] Desde esa fecha se utilizó para fines del Ministerio de Justicia.

Con el retorno a la democracia en 1990, y por motivos de descentralización la sede del Congreso se trasladó a la ciudad de Valparaíso. En las antiguas dependencias se instaló hasta el 2006 la Cancillería. El Ministerio de Relaciones Exteriores abandonó las dependencias quedando en manos del Ministerio de Bienes Nacionales. El 19 de mayo de 2006, y a través de una resolución exenta de este ministerio, se selló la restitución definitiva del edificio a las autoridades del Congreso.[6]

En la actualidad, posee en su biblioteca algunos libros consultados por los Senadores y Diputados de la Nación. Además, los parlamentarios suelen reunirse allí y en su Salón de Honor se realizan importantes nombramientos.

Construcción

El edificio tiene cuatro fachadas de doble altura[3] que forman su planta cuadrada (76×78