Cerro Primo de Rivera

El cerro Primo de Rivera es un cerro aislado en la comuna de Maipú, en Santiago de Chile, que fue inaugurado como parque durante el mandato del alcalde Gonzalo Pérez Llona el 5 de abril de 1984.[1] Fue bautizado así en honor al coronel del ejército español Joaquín Primo de Rivera y Ortiz de Pinedo, quien usó este lugar como puesto de mando del ejército Realista durante la Batalla de Maipú, llevada a cabo el 5 de abril de 1818, tras la cual se decidió la Independencia de Chile.

Por Decreto Supremo núm. 66 del 22 de febrero de 1991,[2] este cerro fue declarado Monumento Nacional en la categoría «Monumento Histórico».[3]

Debido a su ubicación, en el antiguo Paradero 15 de avenida Pajaritos,[2] también es conocido como cerro Los Pajaritos o, más informalmente, Cerro 15. Cercanos a él, por el norte, se encuentran la Autopista del Sol y el Zanjón de la Aguada, y por el sur, la estación Santiago Bueras de la Línea 5 del Metro de Santiago.

Desde que fue acondicionado y abierto al público como parque, en él se desarrollan diversas actividades deportivas, culturales y religiosas. Durante la gestión del alcalde Herman Silva, el 9 de septiembre de 2000, se construyó una cruz metálica de ocho metros de altura con la figura de Jesús calada en ella. Esta estructura fue posicionada en la cima del cerro de tal manera que una de sus caras mirase hacia el Templo Votivo de Maipú.