Byung-Chul Han: la pesadilla de la era digital

Byung-Chul Han se ha convertido en uno de los filósofos contemporáneos con mayor influencia. Sus obras, que analizan de manera crítica la sociedad actual, se han transformado en inesperados best sellers. Javiera Vilugrón, mediadora de lectura de Biblioteca Viva Vespucio, hace un recorrido por sus cuatro libros fundamentales.

Byung-Chul Han, filósofo surcoreano nacido en Seúl en 1959, migró a Alemania cuando tenía veintidós años. Contra el deseo de sus padres, estudió filosofía en la Universidad de Friburgo y hoy se dedica a impartir clases en la Universidad de las Artes de Berlín. Escritor de textos ensayísticos breves, ha publicado en español bajo la editorial Herder con icónicas portadas: La sociedad del cansancio (2012), La sociedad de la transparencia (2013), La agonía de Eros (2014), En el enjambre (2014), Psicopolítica (2014), Filosofía del budismo Zen (2015), La salvación de lo bello (2015) y La expulsión de lo distinto (2017).

Ahora, sus escritos atraen a distintos tipos de lectores. Primero, porque para leer a Byung-Chul Han no se necesita una formación filosófica estricta para poder disfrutarlo, aunque hay muchos estudiantes de humanidades que admiramos su prosa directa y brillante. Esto se debe a que sus temáticas y conceptos más frecuentes como la belleza, las redes sociales y la sociedad neoliberal parecen más actuales que nunca y persuaden incluso al lector más escéptico. Segundo, porque los capítulos de sus libros pueden leerse individualmente y comprenderse como pequeñas propuestas para debatir: los ensayos de Han son fascinantes porque se conectan unos con otros, se complementan y dialogan además con otros grandes filósofos y estudiosos de la literatura como Walter Benjamin, Roland Barthes o Hannah Arendt, por mencionar algunos. Con un entramado de asuntos para discutir, la escritura sintética y casi aforística de Han resulta atractiva para una sociedad como la nuestra, que según el filósofo es una sociedad cansada, del rendimiento, un enjambre de sujetos zombies enfrascada en un mercado neoliberal que vende y consume sus intimidades. En esta crisis de la sociedad digital, se hace necesario más que nunca ser críticos y estas lecturas son imprescindibles para ellos.

Cuatro libros fundamentales

Para adentrarse en esta escritura crítica y fascinante, recomiendo leer primero La sociedad del cansancio (2012), texto fundacional de la filosofía de Byung-Chul Han.

La sociedad de la transparencia (2013, Herder)

Un mínimo de vigilantes en una estructura física que permita mantener un ojo todo el tiempo sobre los prisioneros ¿Parece algo conocido? Pues ya no tanto. La arquitectura carcelaria ideada por Jeremy Bentham y analizada por Michel Foucault en las sociedades modernas ha sido reemplazada en esta era por un vigilante digital: Facebook. Este libro define cómo nos hemos transformado en una sociedad “positiva” que anhela los “me gusta” anulando así todos los indicios de negatividad. ¿Por qué Facebook se ha negado sistemáticamente a introducir un botón de “no me gusta”? Pues porque eso entorpecería la comunicación de la sociedad positiva, que funciona cuando intercambiamos mucha información rápidamente. Además, es sabido que el rechazo no produce grandes incrementos económicos, por lo que en esta sociedad de rendimiento no es medible.

Por otra parte, en esta serie de ensayos Han explica que la vigilancia en redes sociales impone una visibilidad y una transparencia constantes, donde nada puede estar escondido o si no se torna sospechoso; así, este texto se vincula con los terribles casos de espionaje masivo por medios digitales en el mundo remitiéndonos constantemente a la pesadilla orwelliana de “1984”, pero superada por la realidad de la era digital.

En el enjambre (2014, Herder)

La comprensión de nuestros problemas existenciales como sociedad debe partir delimitando el mundo digital, que para Han se constituye anclado en una verdadera cultura de la grosería y la indiscreción. Así, en este texto el filósofo critica los aparatos de las comunicaciones digitales definiéndolas como shitstorm (tormenta de mierda); si las búsquedas en telecomunicación provocaron medios como la radio y la televisión, la revolución digital, las redes sociales y el internet provocan el enjambre donde no hay más un nosotros, sino que solo individualidades de sujetos aislados. Entonces, leyendo este libro encontramos que Google y otras instituciones vigilan nuestro comportamiento en el entramado digital, dando paso a una nueva era donde se controla nuestra psicología inconsciente, es decir, hay un tránsito desde la biopolítica (control del cuerpo) a la psicopolítica (control de la mente). Libro no apto para paranoicos digitales.

La agonía del Eros (2014, Herder)

Una marcha donde un grupo de mujeres jóvenes desfila en topless enciende las redes sociales y el debate nacional en el mes de mayo. Los detractores de este actuar argumentan desde falta de turgencia hasta asimetría de los pechos de las muchachas. ¿Por qué generan tanta molestia unos pechos al desnudo en un contexto de manifestación? Simplemente porque no son mercancía. Estas valientes mujeres mostraron sus cuerpos sin pulir en un acto de protesta desmarcándose así de los cánones estéticos pornográficos e hipersexualizados a los que estamos acostumbrados. Así, el conjunto de ensayos que constituye La agonía del Eros explica de forma fantástica que el cuerpo en nuestra sociedad de rendimiento es sexualizado como objeto consumible. Si no está expuesto para excitar, complacer o agradar no es apto para mercantilizar, es decir, es criticable y desechable en todos sus formatos.

De igual forma, se exploran en estos ensayos otros aspectos de la sociedad de la transparencia, ya que el ser humano ha cambiado la manera de ejercer sus relaciones interpersonales. En este sentido, podemos ver que cómo seres humanos hemos volcado todas nuestras intimidades en las redes sociales que se han convertido en un verdadero Gran Hermano digital, donde estamos abstraídos en las miradas de otros. Por esto, Han habla de la agonía del Eros, que debería ser una fuerza que conduzca a los sujetos a salir de su interioridad para estar con otros, pero que entra en crisis en esta sociedad puesto que se anulan las alteridades, haciendo que los sujetos no puedan amar a nadie excepto a sí mismos. En otras palabras, al estar inmersos en las redes sociales solo nos encontramos con espejos de nuestro propio yo.

La salvación de lo bello (2015, Herder)

En este libro podemos observar las transformaciones en el arte y la estética en medio del torbellino del neoliberal. De forma particular, se describe cómo la sociedad ha sustituido “lo bello natural” por “lo bello digital”, puesto que el consumo reemplaza la obra artística y la realidad por aquello que pueda considerarse como mercancía. Así, la crisis estética se acentúa en las redes sociales, donde lo bello se convierte en un objeto pulido, que solo pueda agradar y sacar “me gusta”, despojado entonces de todo aquello que pueda generar rechazo. Este texto es fundamental para entender nuestras experiencias más cotidianas en un mundo que ha descartado lo bello natural, con todas sus imperfecciones, en pos de lo que resulta meramente placentero.

Vía: Biblioteca Viva / Byung-Chul Han: la pesadilla de la era digital