Biblioteca Nacional de Chile

La Biblioteca Nacional de Chile, principal centro bibliográfico del país, fue fundada el 19 de agosto de 1813 y tiene su sede en la ciudad de Santiago. Se encuentra ubicada en la Alameda n.º 651, y es colindante con la salida «A» de la estación Santa Lucía del Metro de Santiago.

En sus comienzos en 1813, y luego entre 1818 y 1823, funcionó en una de las dependencias de la Universidad de San Felipe, ubicada en los terrenos donde se construiría posteriormente el Teatro Municipal de Santiago. Diez años más tarde, para 1823, se instala en la esquina sur oriente de las calles Bandera y Compañía, en un edificio construido en 1805 por José María Atero en base a diseños de Joaquín Toesca, que había sido sede de la ex Real Aduana y que hoy alberga al Museo Chileno de Arte Precolombino. Si bien se había ordenado en 1839,[2] es en 1843, bajo la dirección de Francisco García Huidobro, la Biblioteca se traslada a la esquina sur poniente de las calles Bandera y Catedral, a un edificio de adobe de dos pisos, construido especialmente para dichos fines.[3] [4] [nota 1] En 1886 se mueve al antiguo edificio del Real Tribunal del Consulado,[5] diseñado por Juan José de Goycoolea hacia 1807, ubicado en la esquina de Bandera con Compañía, donde se desarrolló el cabildo de Santiago del 18 de septiembre de 1810 y donde actualmente se ubican los Tribunales de Justicia. Finalmente, en 1913, el Estado compró el terreno del convento de las monjas claras donde en 1925 se terminó de construir el edificio donde se ubica desde entonces.[6] [7] [8]

Historia

La Biblioteca Nacional nació bajo el gobierno del político y militar José Miguel Carrera, quien también creo otras instituciones en la naciente República de Chile, como el Instituto Nacional, que lleva su nombre, y la Escuela de Granaderos, predecesora de la Escuela Militar.

Período de la Patria Vieja (1810-1814)

La Biblioteca Nacional nació bajo el gobierno del político y militar José Miguel Carrera, quien también creo otras instituciones en la naciente República de te forma:[9]

La Biblioteca Nacional ha realizado a través de los años diversas adquisiciones o ha recibido donaciones extensas y de gran valor de libros y manuscritos, las que componen un valioso tesoro histórico.[65] Las adquisiciones o donaciones más importantes se enumeran a ciento de su viuda, de la biblioteca personal de Mariano Egaña, formando una colección especial en un recinto aparte con la inscripción «Biblioteca Egaña».[67]3040[3]10 000[3] [68]Benjamín Vicuña Mackenna1861El 14 de diciembre se realiza el contrato para la compra a Benjamín Vicuña Mackenna de una colección de obras americanas, con cargo a fondos propios de la Biblioteca Nacional. La adquisición tuvo un valor final de $2000.[12] [3] 1606[3]Andrés Bello1867Luego de la muerte de Andrés Bello, el consejo de la Universidad adquiere su biblioteca para entregársela a la Biblioteca Nacional.[12] 1500[3]Claudio Gay1874[3]En 1874 se incorporan los volúmenes donados por la sucesión de Claudio Gay en 1873.[3] 3924[3]José Ignacio Eyzaguirre Portales1878   Diego Portales1878   Aníbal Pinto1885   Diego Barros Arana1920   José Toribio Medina1925   Enrique Matta Vial1940   Raúl Silva Castro1970   Guillermo Feliú Cruz1974   Antonio Doddis1974