Barrio San Diego

En la comuna de Santiago, desde la Alameda hasta la Av. Matta, las calles San Diego y Arturo Prat son las protagonistas de este barrio. Allí se albergan lugares de relevancia histórica y patrimonial como la Universidad de Chile y la Iglesia de los Sacramentinos. Además, el barrio se mantiene activo día a día gracias a un comercio muy diverso y a lugares típicos de Santiago para la cultura y la entretención. En resumen, el Barrio San Diego es uno de esos ejemplos que derriba el dicho y demuestra que “de lo bueno, mucho”.

En parte, la historia del barrio es la historia del eje principal que la compone: la calle San Diego. Se dice que ésta es incluso más antigua que la misma ciudad Santiago, pues cuando llegó Pedro de Valdivia, notó que ya existía el “Camino de los Promaucaes”, que llegaba hasta el río Maipo. A mediados del siglo XVIII los españoles le cambiaron el nombre a “Camino de la frontera” y años más tarde la calle fue rebautizada como se le conoce actualmente, gracias a la construcción de la Iglesia San Diego en 1788. Hoy la iglesia no existe, en su lugar, se emplaza la casa central de la Universidad de Chile.

Por su parte, la calle Arturo Prat también aporta en la historia, pues cambió su nombre de “Nueva de San Diego” debido a que en 1850 el prócer llegó a vivir al sector, estudiando en la que hoy se conoce como Escuela Cadete Arturo Prat Chacón.

Puede que la Plaza Carlos Pezoa Véliz sea uno de los lugares más reconocidos y queridos del barrio San Diego. Está ubicada en San Diego con Santa Isabel y allí pueden encontrarse  libros en su mayoría son usados, pero también algunos nuevos y otros que más bien son antigüedades.

Una de las librerías interesantes de conocer por su historia es la “Luis Rivano“, que lleva más de 40 años y que durante la dictadura se hizo conocida por vender muchos libros del toque izquierdista.

Libreros de San Diego

La calle San Diego, desde la Alameda hasta el Parque Diego de Almagro, es conocida popularmente como el Paseo de los Libros, ya que cuenta con numerosos quioscos y locales que, desde la década de los años 70,  ofrecen gran variedad de textos a bajos precios.

Los locales emplazados en las primeras cuadras de San Diego brindan una activa vida cultural a este sector, con emblemáticos locatarios, como la librería del reconocido dramaturgo y escritor chileno, Luis Rivano.

Libreros Plaza Carlos Pezoa Véliz

Es una plaza de librerías de hace más de treinta años, localizada en las intersecciones de las calles Santa Isabel y San Diego, a espaldas de la espectacular Basílica del Sanísimo Sacramento  y a un costado de los Juegos Diana.

Está compuesta por varias librerías de ejemplares usados y nuevos y dos disquerías. En los últimos años se ha ido transformando en un espacio de intenso desarrollo cultural, donde tienen lugar diversas actividades organizadas por la agrupación de libreros.

En agosto de 2013, la Municipalidad de Santiago inauguró la remodelación de ese espacio para los libreros, vecinos y visitantes, al dotarlo de modernos módulos, iluminación ornamental, un escenario en altura y una fuente de agua, que constituyen el marco ideal para que esta plaza con vocación literaria siga atrayendo a los amantes de la lectura.

Información gracias a: