Antiguo Hospital San José

El Antiguo Hospital San José es un exhospital ubicado en la calle San José, a un costado del Cementerio General de Santiago, en la comuna de Independencia, ciudad de Santiago, Chile. Construido entre los años 1841 y 1872 funcionó como hospital hasta 1999, cuando se construyó el nuevo Hospital San José.[1] [2] [3] Fue declarado Monumento Nacional de Chile, en la categoría de Monumento Histórico, mediante el Decreto Exento nº 442, del 27 de diciembre de 1999.[1]

Historia

En el año 1841 el arquitecto francés Víctor Henry Villeneuve comenzó la construcción del hospital,[2] siendo en el año 1872 cuando comenzó a funcionar permanentemente, como el Lazareto de El Salvador, debido a una epidemia de viruela que azotó la ciudad.[2] [3] Su administración fue confiada a las Hermanitas de la Caridad, siendo utilizado principalmente como centro de atención de enfermedades infecto contagiosas, debido a la alta tasa de mortalidad que presentaban estas enfermedades en la población.[1] [2] [3]

En el año 1841 el arquitecto francés Víctor Henry Villeneuve comenzó la construcción del hospital,[1] [2] [3] Se crearon diversos servicios y en 1930 el hospital fomentó la creación del Servicio de Tisiología, que lideró las acciones contra la tuberculosis por muchos años.[2] [3]

En 1960 el hospital se convirtió en hospital general, y en 1980 fue convertido en hospital de base del área metropolitana norte.[1] En 1994 comenzó el plan de reposición hospitalaria, construyéndose paulatinamente nuevas instalaciones en un terreno aledaño, siendo finalmente en el año 1999 inaugurado el nuevo Hospital San José.[2] [3] Desde 1999 el antiguo hospital funciona como centro cultural, con programas para mejorar la vida de la tercera edad y la comunidad en general.[1] En el año 2009 se grabó en el antiguo recinto el reality show El juego del miedo de Televisión Nacional de Chile.[4]

Descripción

En el hospital se encuentran diversos edificios, construidos con diversas técnicas y materiales. Cuenta con una gran cantidad de salas unidas por diversos pasillos, que hicieron posible un gran trabajo de jardinería. Su fachada principal es de estilo colonial, y presenta un ingreso por un zaguán. Cuenta con una capilla que presenta un altar de mármol y un campanario de madera.[1]